El caneloHoy el Comité de Ministros le abrió la puerta nuevamente al emblemático proyecto hidroeléctrico El Canelo, luego de que fuera rechazado por la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región Metropolitana a fines de julio.

De acuerdo a la resolución, se deberá establecer un “Programa Específico de Construcción y Mantención del Canal de Aducción” como exigencia para que el titular desarrolle el proyecto, el que deberá contar con plazos específicos y será nuevamente evaluado por la Comisión de Evaluación de la Región Metropolitana.

La central El Canelo es un proyecto hidroeléctrico de pasada de 50 millones de dólares, que tendrá una capacidad de generación máxima de 16,06 megawatt, los que serán inyectados al Sistema Interconectado Central (SIC).

La empresa, Energía Coyanco S.A. había estado envuelta en una serie de polémicas, luego de unos incendios que se originaron en el sector del Monasterio de las Carmelitas Descalzas, en San José de Maipo, en un sector cubierto por bosque nativo que sería directamente impacto por el proyecto. Si bien las investigaciones realizadas no determinaron responsabilidad directa de la empresa, vecinos del sector desconfían de la intencionalidad de los 15 incendios que dejaron 280 hectáreas quemadas.

La evaluación ambiental del proyecto estuvo marcada por el rechazo, ya que en una primera instancia el Estudio de Impacto Ambiental presentado por la empresa el 2012, había sido evaluado negativamente por los servicios públicos, quienes habían recomendado rechazar el estudio.

ríosDe este modo, la posta pasó a la Comisión de Evaluación, presidida por el intendente Claudio Orrego, quienes terminaron rechazando el proyecto el 22 de julio del presente año. Pero, como es de costumbre, la empresa se acogió a su derecho de apelar ante el Comité de Ministros, quienes finalmente resolvieron favorablemente hoy el destino de El Canelo.

La hidroeléctrica ha sido criticada duramente por los vecinos del sector, quienes lo hicieron ver en las más de 120 observaciones que recibió el EIA presentado por la empresa. Sin embargo, el Canelo también ha sido puesta en tela de juicio por expertos, los que se han referido al proyecto como ineficiente, pues se localizaría en la zona intermedia de Alto Maipo, por lo que su caudal se vería directamente afectado.

En relación al Monasterio de las Carmelitas Descalzas, se han explicitado condiciones específicas para su intervención, de modo de que la empresa restituya a un nivel óptimo el área afectada por la construcción del proyecto.

“Las condiciones que hemos establecido para la construcción y mantención de las obras obligan al titular a reponer todas las superficies de terceros afectadas por la construcción del ducto subterráneo, con especial atención a los terrenos de las Carmelitas, en un nivel igual o mejor que el que existía al momento de la intervención. Esto implica que se debe devolver a su condición original tanto el suelo como la vegetación existente. Todas las condiciones establecidas al proyecto deberán ser verificables por la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA)”, según manifestó el ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, en la instancia del día de hoy.

Cabe la duda si la SMA tiene la capacidad operativa para fiscalizar realmente estas obras, lo que se ha demostrado con otros proyectos, como Pascua Lama, donde las restricciones impuestas por la autoridad ambiental no fueron respetadas.