punta-alcaldeAyer jueves el directorio de Endesa Chile comunicó su decisión de detener el desarrollo del proyecto Punta Alcalde y la Línea de Transmisión Eléctrica Punta Alcalde-Maitencillo, debido a la incertidumbre acerca de su rentabilidad. La suspensión del proyecto se suma a la ausencia de Hidroaysén en el portafolio de proyectos de Endesa, ya que, según expresó en un comunicado la compañía, su rentabilidad “depende tanto de decisiones judiciales como de definiciones sobre materias de la Agenda de Energía que actualmente la compañía no está en condiciones de prever”.

La central Punta Alcalde estaría ubicada a 15 kilómetros de Huasco, en la costa de la Región de Atacama, y supondría la generación de 740 megawatts. El proyecto se suma a diversas iniciativas mineras e industriales que, a juicio de la población e innumerables organizaciones ambientales, han transformado el área en una “zona de sacrificio”.

¿Cómo queda el panorama energético después de la suspensión de Punta Alcalde e Hidroaysén?

El ministro de Energía Máximo Pacheco restó dramatismo al hecho, asegurando que en marzo la controladora italiana de Endesa, Enel, dará a conocer nuevos proyectos a implementar en nuestro país. Cosa importante, aseguró en entrevista a Radio Cooperativa, ya que “este país necesita, para que las cuentas de la luz bajen, más centrales eléctricas, más líneas de transmisión y más eficiencia energética”.

El secretario de Estado , en la misma entrevista, reconoció las dificultades energéticas que tiene el país, destacando que “las cuentas de la luz en los últimos 5 años han subido 30%. Tenemos la energía más cara de América Latina y uno de los precios del gas más caros del mundo”.

“Las cuentas de la luz en los últimos 5 años han subido 30% y tenemos la energía más cara de América Latina”.

Con todo, Pacheco se declaró optimista y aseguró que “el año 2014 ha sido un año muy bueno para la energía en Chile”, sacando a relucir el aumento en el número de centrales eléctricas en construcción -de 28 a 45 en lo que va del gobierno de Bachelet- y su significado en electricidad por generar: “en marzo habían 1900 MW en construcción y hoy hay 3500” señaló a Cooperativa.

“Punta Alcalde e Hidroaysén pueden reflotar”

Flavia LiberonaFlavia Liberona, directora ejecutiva de Terram, coincide en restar dramatismo a la suspensión de los proyectos. Los megawatts que se esperaba produjese Punta-Alcalde “son pocos y pueden ser asumidos por otras generadoras que están entrando en el sistema”, mientras que Hidroaysén “lleva más de ocho años cuestionado; nadie entre generadores, compradores y Gobierno considera hace rato su materialización pronto”, señala Liberona.

Sin embargo, la directora de Terram advierte que ninguno de los dos proyectos está del todo descartado: “mientras Hidroaysén no renuncie a los derechos de agua y cierre los procesos judiciales que hay en curso, el proyecto sigue vivo”. Según Liberona las declaraciones de Endesa hay que tomarlas con cautela, pues “pueden reflotar Hidroaysén si estiman que vuelve a ser rentable mientras tengan los derechos de los ríos Baker y Pascua”.

Punta Alcalde, en tanto, también puede revivir si Endesa cambia de parecer en cuanto a sus expectativas de rentabilidad. Según Liberona “ellos (Endesa) debieran desistir de su resolución de calificación ambiental. Mientras no desistan de la resolución formalmente ante el servicio de evaluación de impacto ambiental, el proyecto sigue existiendo“.

“Mientras no desistan de la resolución formalmente ante el servicio de evaluación de impacto ambiental, Punta Alcalde sigue existiendo”.

Las resoluciones ambientales duran cinco años y la central Punta Alcalde ingresó a tramitación ambiental en febrero de 2009 y obtuvo su Resolución de Calificación Ambiental favorable en diciembre de 2012, siendo ratificada por el Comité de Ministros en noviembre de 2014. El proyecto Línea de Transmisión Eléctrica Punta Alcalde-Maitencillo, en tanto, se encontraba actualmente en proceso de evaluación ambiental.

Punta-Alcalde tiene así “tres años de vida para ser reflotado si Endesa lo estima”, señala Liberona.

La agenda de Pacheco

longueira y pachecoEl destino de los cuestionados proyectos Punta Alcalde e Hidroaysén permanece en la incertidumbre en buena medida por uno de los rasgos fundamentales del modelo energético chileno: el escaso peso que tiene el Estado en su organización y el sentido de su desarrollo.

Es por eso, sostiene Flavia Liberona, que el panorama energético debe evaluarse no tanto a partir del rumbo que puedan tomar estos proyectos específicos como sí de los principios y objetivos de la agenda energética liderada por el ministro Pacheco. Al respecto, la consigna del secretario de Estado ha sido: “más competencia, más oferta, más eficiencia energética”.

Los reparos de la directora de Terram son de fondo: “el ministro Pacheco está tratando de hacer una validación social de un modelo energético-eléctrico que ya está gastado”.

El primer paso de la gestión de Máximo Pacheco fue la elaboración de la llamada “agenda nacional de energía”, en la que participaron diversos sectores académicos, oenegés, consultoras y empresas. Terram también estuvo presente y su directora evalúa el espacio como “un ejercicio interesante”, pero desistieron de seguir participando por diferencias con la política del Gobierno en el ámbito.

“Cuando se plantea la elaboración de la política para el 2050 uno ve que no hay cambios estructurales en el modelo y más bien se está tratando mantener el mismo modelo de generación eléctrica, mejorar algunas cosas pequeñas y, sobre todo, facilitar proyectos de inversión tradicionales como son los proyectos térmicos e hidroeléctricos“, señala Liberona.

“Cuando se plantea la elaboración de la política para el 2050 uno ve que no hay cambios estructurales en el modelo”.

A juicio de Terram, una de las aristas más cuestionables de la agenda energética tiene que ver con el que será uno de los “temas estrellas de Pacheco” en 2015, “lo que el ministro ha llamado ley de asociatividad, que no es más ni menos que un pago de compensaciones a las comunidades pobres por el derecho a contaminarlas”.

Consultada por el valor de las mesas de trabajo convocadas por el Ministerio de Energía y las razones de la salida de Terram de ellas, Liberona sostiene que “hay un montón de acciones desde el punto de vista administrativo para mejorar el sistema eléctrico hoy y que no se están haciendo. Para validar el mismo modelo que tenemos ahora, mejor no participar”