badenier en comisión de rrnnUn grupo importante de las organizaciones medioambientales del país salió a cuestionar fuertemente el giro en la tramitación de la Ley de Protección de Glaciares.

Chile Sustentable, Terram y Greenpeace denuncian que la indicación sustitutiva presentada la tarde del miércoles por el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, ante la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Diputados dejará sin protección a la mayoría de los glaciares.

Sara Larraín, directora del programa Chile Sustentable, explicó que la iniciativa de la actual administración “protege sólo los glaciares existentes en parques nacionales (que ya están salvaguardados), condenando a todos los demás a ser sujetos de evaluación de impacto ambiental y posibles de ser intervenidos, salvo aquellos que el Comité de Ministros para la Sustentabilidad califique como ‘reservas estratégicas de agua’. Esto constituye un saludo a la bandera, pues el proyecto del gobierno ingresó sin financiamiento y sin informe financiero”.

Flavia Liberona, directora ejecutiva de Terram, agregó que la iniciativa “dista sustancialmente de la moción parlamentaria en tramitación, cuyo corazón es la protección general de los glaciares. El gobierno en cambio condiciona su protección a evaluación caso a caso según lo que establezca el SEIA. Es decir no cambia en nada el régimen que hoy amenaza los glaciares por las actividades de Pascua Lama (Barrick), Andina 244 (Codelco), Los Bronces (Anglo American), Los Pelambres (Luksic) y las demás cuencas en conflicto con la actividad minera”.

Matías Asún, director nacional de Greenpeace, puntualizó que “en conclusión, esta iniciativa que revisará la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados le entrega los glaciares a las corporaciones mineras para que puedan ser intervenidos y destruidos en las zonas con mayor crisis hídrica del país. Derechamente declara sacrificables nuestras reservas de agua”.

El 20 de mayo de 2014 un grupo de diputados ingresó a tramitación un proyecto de ley que buscaba prohibir el desarrollo de actividades sobre, bajo o en la cercanía de estos cuerpos de agua que puedan significar su derretimiento o destrucción. Durante su cuenta pública, y al día siguiente, la presidenta Michelle Bachelet dijo que apoyaría la iniciativa.

glaciares-chile-2-938x535El cumplimiento de dicho compromiso fue el ingreso de la indicación sustitutiva. Pero para las organizaciones, el texto ingresado modifica el espíritu del proyecto, salvaguardando las demandas de las mineras que miraban con preocupación posibles efectos negativos en el sector.

Cuando Badenier presentó la indicación reconoció que existían diferencias sustantivas entre la moción parlamentaria y el ingresado por el Ejecutivo, pero aseguró que dichos cambios recogía el debate generado con diversos expertos en el marco de la discusión legislativa.

La indicación establece una definición de lo que se entiende por glaciar, los reconoce como parte del patrimonio natural del país y, que junto con ser reservas de agua dulce, prestan servicios eco sistémicos que deben ser considerados.

También crea un registro nacional de glaciares y contempla la posibilidad de decretar una Reserva Estratégica Glaciar donde se prohibirá la realización de actividades comerciales.

Sin embargo, las organizaciones aseguran que dicha definición sólo protege a los glaciares ubicados en los Parques Nacionales, excluyendo a los que si sitúan en la zona centro y norte del país.

Parlamentarios miembros de la Comisión de Recursos Naturales destacaron la indicación. El presidente de la instancia, Daniel Melo (PS) valoró el gesto del Ejecutivo y, por su parte, Joaquín Godoy (ex RN) recalcó que la indicación mejora el proyecto porque la moción parlamentaria “era muy extremista”.

Sin embargo, la diputada Cristina Girardi (PPD) criticó la indicación por construir “una legislación débil”. Al igual que las organizaciones medioambientales, la diputada aseguró el proyecto sólo protege a los glaciares emplazados en parques nacionales, condenando al resto a esperar por un decreto supremo que los declare como relevantes para poder protegerlos, sobre la base de una decisión del Consejo de Ministros.

“Estamos generando el espacio para que los glaciares dejen de ser protegidos, no puede estar la protección al arbitrio de quienes cometen las arbitrariedades”, puntualizó la legisladora.