comisión medioambienteUn nuevo flanco de cuestionamiento al proyecto de protección de glaciares que impulsa el Ejecutivo en la Cámara de Diputados se abrió durante la última reunión de la Comisión de Medio Ambiente de la corporación.  La sesión se realizó el miércoles 22 de abril y tuvo como objetivo escuchar los planteamientos de la sociedad civil, representada por Chile Sustentable, Greenpeace y Terram.

Pero esta vez no solo fueron las ONGs las que pusieron en duda que el proyecto del gobierno pueda proteger las importantes reservas de agua que posee Chile en los 24.000 km2 de glaciares, que además cumplen innumerables funciones ecosistémicas.  Desde la propia Nueva Mayoría las integrantes de la Bancada Glaciar Camila Vallejo (PC) y Cristina Girardi (PPD) expresaron sus aprensiones.

No estamos hablando simplemente de pensar en la realidad de nuestro país, sino en un recurso que es estratégico para parte de la Humanidad.  Es decir, no es un proyecto de ley que solo tiene que ser estudiado por los impactos económicos de la minería, sino de un proyecto que si consagra la protección de los glaciares vamos a estar protegiendo la vida de muchas más personas que ni siquiera habitan en nuestro país sino también en la región y el mundo.  Entonces, no es cualquier cosa” señaló Vallejo.

En su opinión, lamentablemente los intereses económicos permean gran parte de las decisiones que se adoptan en Chile, incluidas las del ministerio del Medio Ambiente.  “Yo lamento esa visión cortoplacista que tienen los gobiernos de turno, y lo lamento porque este es mi gobierno.  Pareciera que no hay una visión de largo plazo. Y yo siento en ocasiones que este ministerio más que dar una opinión desde la perspectiva medioambiental se rige bajo lo que prima en nuestro modelo de desarrollo económico que es la visión de crecimiento económico” puntualizó.

En concreto, Vallejo señaló que no está disponible para apoyar el proyecto si no se le introducen cambios sustantivos.  “Yo hago un llamado a no perder esta oportunidad.  Porque como viene esta indicación yo no la podría validar ni aprobar” concluyó.

Opinión similar expresó la diputada Cristina Girardi, para quien el proyecto del gobierno “más que de protección de los glaciares debiera llamarse de regulación de la destrucción de los glaciares, ya que al no entregar recursos al Estado y dejar a criterio de la autoridad la constitución de algunas reservas estratégicas, la minería seguirá avanzando tal cual lo ha hecho hasta hoy, interviniendo territorios fundamentales para el abastecimiento actual y futuro de agua para las comunidades”.

 

La voz de las organizaciones

El director de Greenpeace Chile, Matías Asún, explicó que “pudimos establecer que los glaciares tienen que ser intocables y que efectivamente con las indicaciones del gobierno las principales regiones afectadas por sequía no tendrían ningún tipo de  protección efectiva todavía”.  A esto se agrega que el presupuesto que propone el gobierno para realizar estudios que permitan establecer cuáles glaciares son relevantes y cuáles no, de 600 millones de pesos en dos años, “simplemente no alcanza, ya que es un presupuesto ínfimo”.

Flavia Liberona, de Terram, puntualizó que “quedó claro que la indicación sustitutiva del Ejecutivo es insuficiente porque no protege los glaciares, sobretodo los de la zona centro norte del país que quedan totalmente desprotegidos y que son sumamente importantes tanto para el abastecimiento de agua para consumo humano como para los ecosistemas y las actividades agrícolas”.  Sobre el financiamiento, concordó con Asún en el sentido de que este es “más bien ridículo ya que solo garantiza dotación de profesionales pero no realizar estudios, monitoreo ni fiscalización”.

Para la directora del programa Chile Sustentable, Sara Larraín, aunque la iniciativa recoge algunos aspectos relevantes de la moción original presentada por los diputados con apoyo de las ONGs, como el entregar a los glaciares estatus de  bienes nacionales de uso público y la creación de un registro, lo fundamental no fue contemplado.  “Considerando que la protección general de todos los glaciares fue el  espíritu del proyecto de ley de los parlamentarios, trabajado con la sociedad civil, esta indicación del Ejecutivo es un retroceso” señaló.

Esto debido a que el gobierno asegura  protección de los glaciares ubicados en parques nacionales, los cuales ya están resguardados por dicha figura de protección.  “El Ejecutivo debe sincerar qué es lo que pretende, porque si pretende vender que quiere proteger todos los glaciares pero salvaguarda solo los de parques nacionales y los otros siguen entrando al sistema de evaluación de impacto ambiental caso a caso, estamos mal, porque sería más de lo mismo que ha ocurrido con Pascua Lama, Pelambres, Los Bronces  o Andina 244” concluyó.