La Corte de Apelaciones de San Miguel decidió acoger el recurso de protección presentado por los vecinos de la central Alto Maipo el día 19 de febrero.

“La justicia ha hecho eco de la preocupación por la salud pública ya que las autoridades administrativas no han tomado las medidas necesarias”, declaró Marcela Mella, una de las voceras de No a Alto Maipo, según consigna BioBío.

El recurso fue acompañado de un estudio que prueba que las napas subterráneas absorbían el arsénico de la piedra triturada en la construcción de la central, provocando así una contaminación en las localidades cercanas y en las aguas del Río Maipo.

Junto al resto de la organización, Mella celebró la decisión de la Corte sobre el recurso, que estaba respaldado por un documento del jefe de la sección de Medio Ambiente del Colegio Médico, Andrei Tchernitchin, que según explica la organizadora fue desestimado por el Ejecutivo.

El estudio de Tchernitchin prueba que las napas subterráneas absorbían el arsénico de la piedra triturada en la construcción de la central, provocando así una contaminación en las localidades cercanas y en las aguas del Río Maipo. “Primero aparecen las napas contaminadas y después los ríos. Uno de ellos, que sirve para agua potable, ya hay una contaminación muy alta que hace que no se pueda tomar agua”, indicó el especialista.

La información fue considerada por el Tribunal, que acogió el recurso y además este lunes 29 tomará la decisión de si ordena no innovar, paralizando así la faena.