En medio de disturbios y manifestaciones por parte de la comunidad, esta semana la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) decidió aprobar el proyecto de ciclo combinado El Campesino, anteriormente llamado “Octopus“, que busca instalarse en la comuna de Bulnes (Bio Bío).

El Proyecto, propiedad de Electricité de France (EDF) y Biobío Genera, consiste en una central de generación a gas con una potencia de 640 MW en una comuna históricamente agrícola. Ante la aprobación del proyecto el Comité Bulnes Sin Termoeléctricas emitió la siguiente Declaración Pública:

En su Sesión celebrada en el día de hoy (8 de agosto), la Comisión de Evaluación de la Comisión Regional del Medio Ambiente de la Región del Bío Bío aprobó la construcción de la Central Termoeléctrica “El Campesino”, que pretende emplazarse en el medio del valle agrícola de la Comuna de Bulnes.

Frente a esta resolución, nuestra organización, el “Comité Bulnes Sin Termoeléctricas”, organización social integrada por vecinas y vecinos de dicha comuna, declaramos a la opinión pública lo siguiente:

1.- Manifestamos nuestra profunda decepción por la aprobación de un proyecto que busca construir una Central Termoeléctrica en el valle agrícola de la Comuna de Bulnes, a pesar de las innumerables falencias que éste presenta, que ponen en severo riesgo la salud de quienes por décadas habitamos y trabajamos en esa zona.

2.- Emplazar una central termoeléctrica en una zona de eminente vocación agrícola pone además en riesgo la flora y fauna del lugar, atenta contra el patrimonio ambiental de la región y transformará sin duda alguna a la Comuna de Bulnes en una nueva zona de sacrificio, una más de las muchas que existen en nuestra Región del Bío Bío.

3.- Nos resulta insólito que la autoridad ambiental regional haya aprobado un proyecto presentado por una empresa que carece de toda experiencia en el rubro, que presentado fraccionado el proyecto –presentando por separado el Terminal de Regasificación de la Central Termoeléctrica- que ha mentido sistemáticamente a la comunidad de Bulnes, y que se ha relacionado de manera inadecuado con las organizaciones sociales de las comunas en donde pretende emplazar sus proyectos.

4.- No podemos dejar de mencionar que la decisión de la Comisión de Evaluación que aprobó el proyecto, fue dictada en contra de la opinión del Consejo Regional, de los Alcaldes de las comunas afectadas tanto por el terminal como por la Central Termoeléctrica, y por diversas autoridades políticas elegidas por el voto popular, todos quienes se han pronunciado reiteradamente en contra de éstos.

5.- Finalmente hacemos presente que como Comité recurriremos a todas las instancias administrativas y judiciales para impedir que estos proyectos, ambientalmente nefastos, nunca se materialicen.