De acuerdo a lo señalado por la Corporación Nacional Forestal (CONAF), personal del departamento de Fiscalización Forestal y Evaluación Ambiental detectó la eliminación ilegal de 250 metros cuadrados de bosque y formaciones xerofíticas en el campo dunar de Ritoque, ubicado en la comuna de Quintero.

Así lo dio a conocer el director regional de CONAF Valparaíso, Héctor Correa, quien explicó que “la empresa constructora Riviera Limitada mandató esta intervención no autorizada, en el marco del desarrollo del proyecto inmobiliario-turístico ‘Hotel Decameron Ritoque’, que se encuentra en etapa de evaluación de impacto ambiental, con miras a obtener una Resolución de Calificación Ambiental (RCA) favorable”.

Correa añadió que “para abrir una franja de camino destruyeron 17 ejemplares xerofíticos, de la especie Baccharis cóncava, dentro de una superficie de 50 metros cuadrados; y 16 árboles exóticos, de la especie Acacia Saligna, en un área de 200 metros cuadrados”.

“La Corporación entregará los antecedentes registrados a la Superintendencia de Medio Ambiente, que es el organismo con las competencias legales y reglamentarias para fiscalizar esta situación”, precisó Correa.

“Por su parte, el jefe regional del departamento de Fiscalización Forestal y Evaluación Ambiental de CONAF, Leonardo Möder, aseveró que la intervención del campo dunar de Ritoque “no estaba declarada, ni contaba con los permisos ambientales sectoriales (PAS) 151 y 149 para la eliminación de formaciones xerofíticas y bosque plantado, respectivamente”.

“En opinión del servicio, existiría una infracción a la ley y al reglamento ambiental. Y este criterio se fundamenta en que la intervención efectuada a la duna, con afectación de vegetación arbustiva y boscosa, se encuentra íntegramente producida por acciones de un proyecto que está dentro del proceso de evaluación de impacto ambiental ”, agregó.

Finalmente, el experto sostuvo que la legislación forestal chilena considera a las dunas suelos frágiles, no estructurados, ya que “se pueden desagregar grano por grano y requieren una cubierta vegetal para que no se produzca erosión eólica, que es el arrastre de los granos de arena por efecto del viento”.