Los problemas para el proyecto hidroeléctrico Alto Maipo siguen y siguen sumando. Durante el pasado lunes, la Superintendencia de Medio Ambiente inició un proceso sancionatorio en contra de la iniciativa liderada por Aes Gener, con cerca de 14 cargos derivados de incumplimientos de la normativa ambiental.

Según la información consignada por el Diario Financiero, lo anterior fue detectado en medio de las 18 fiscalizaciones realizadas en los últimos tres años. La última de ellas ocurrió en septiembre del año pasado. Al respecto, la entidad precisó que “nueve de los cargos fueron calificados como graves, debido a que se trata de medidas para eliminar o minimizar los efectos adversos de un proyecto. Los restantes cargos fueron calificados como leves”.

Por su parte, desde Aes Gener explicaron que la empresa tiene más de 2.500 compromisos medioambientales establecidos, y que tras la notificación que los alertó del proceso iniciado por la SMA, “están analizando cada uno de los cargos y en los próximos días resolverá si inicia un programa de cumplimiento”, que es una de las alternativas que ofrece el sistema.

Entre los cargos figuran el haber afectado sin autorización una superficie de vega, además del incumplimiento de la obligación de revegetar y no haber informado a la autoridad ni aplicar medidas de mitigación adicionales ante impactos ambientales no previstos.

La iniciativa sufrió hace pocas semanas la salida del Grupo Luksic de su propiedad y vio aumentar sus costos en un 22%. Ahora, deberá responder por 14 incumplimientos ambientales graves, otra arista más de un camino que se ha llenado de obstáculos, además del activo rechazo de las organizaciones de la sociedad civil a su realización.