Cerrar publicidad
Vida Sustentable 20.04.2017

Tribunal en La Haya condena a Monsanto de crímenes de guerra, daños a la salud, ambiente y ecocidio

Para probar que Monsanto vulneró el derecho al ambiente sano, analizaron casos de malformaciones en Argentina y Francia causada por el glifosato, enfermedades renales crónicas en Sri Lanka y suba de tasa de cáncer en Brasil.

Por @eldesconcierto

El Tribunal Internacional encontró a la multinacional Monsanto -comprada por la alemana Bayer- de culpable del delito de ecocidio, crímenes de guerra, violaciones a derechos a un medio ambiente sano y equilibrado, a la salud, a la alimentación y por quebrantar la libertad científica.

Se trata, eso sí, de una decisión simbólica, pues es un órgano no formal, donde participan cinco juristas de prestigio internacional, que se reunieron en La Haya (Holanda) el 18 de abril para analizar el impacto ambiental y sanitario de la multinacional. De hecho, tiene el nombre de Tribunal Internacional Monsanto.

El documento aprobado da a conocer cinco puntos de porqué se condena a Monsanto del delito de ecocidio:

1.- Fabricación, suministro y aplicación aérea de mezclas concentradas de herbicida glifosato utilizadas por los Gobiernos de los Estados Unidos de América y de Colombia en la ejecución del “Plan Colombia”.
2.- Uso a gran escala de productos agroquímicos peligrosos en la agricultura industrial.
3.- Diseño, producción, introducción y siembra de cultivos obtenidos por ingeniería genética.
4.- Contaminación grave de la diversidad vegetal, los suelos y las aguas.
5.- Introducción en el medio ambiente de un contaminante orgánico persistente, el bifenilo policlorado (PCB), con los consiguientes daños ambientales generalizados, duraderos y severos.

El mismo tribunal entiende por ecocidio “aquel que daña gravemente o destruye el medio ambiente, hasta el punto de alterar de forma significativa y duradera el patrimonio mundial o los servicios de los ecosistemas de los que dependen determinados grupos humanos”.

Para probar que Monsanto vulneró el derecho al ambiente sano, analizaron casos de malformaciones en Argentina y Francia causada por el glifosato, enfermedades renales crónicas en Sri Lanka y suba de tasa de cáncer en Brasil. También se consideró la pérdida de diversidad y fertilidad de sueños, contaminación de explotacionaes agrícolas con transgénicos  y las deficiencias de salud de los cerdos alimentados con plantas modificadas genéticamente.

“Monsanto ha incurrido en conductas que tienen efectos graves y negativos en el medio ambiente y han afectado a innumerables personas y comunidades de muchos países, así como a la salud del propio entorno, con las consiguientes repercusiones en las plantas y los animales y en la diversidad biológica”, dice el fallo.

Monsanto, conocido mundialmente por comercializar productos altamente tóxicos como el PCB, el herbicida Lasso y el Roundup.

La idea de someter a juicio a Monsanto vino de más de mil ONG a lo largo de todo el mundo. Para la decisión, se utilizaron los mismos procedimientos que utiliza la Corte Internacional de La Haya e invitaron a la empresa, pero se negó a participar.

Notas Relacionadas

Comentarios