Los científicos de distintos países están en alerta debido a que un gigantesco trozo de hielo de la Antártica está por desprenderse del continente blanco. Se trata de un iceberg de 5.000 kilómetros cuadrados que forma parte de la sección Larsen C de la Barrera de hielo Larsen, que se ubica en el Territorio Antártico Chileno.

La grieta actualmente es de 200 kilómetros, y sólo quedan 13 kilómetros del hielo que siguen unidos al continente. Pero cuando se desprenda de forma definitiva, la zona Larsen C verá reducida su superficie en un 10%.

Adrian Luckman, académico de la Universidad de Swansea en el Reino Unido, explicó al periódico inglés The Guardian que el iceberg “está colgando de un hilo” de la Antártica y que podrá desprenderse en cualquier momento, debido a que “mientras más grande es la fractura, más presión ejerce sobre la parte restante”. De hecho, el científico indicó que entre el 25 y el 31 de mayo, la grieta se incrementó en 17 kilómetros.

Este video muestra el alcance de la grieta: