Un clítoris que cobra vida para explicar la invisibilidad que ha sufrido a lo largo de la historia y desmentir los mitos científicos, psicológicos y sociales que lo han perseguido, es el protagonista del cortometraje de animación “Le Clitoris”.

La cinta, de la directora y guionista canadiense Lori Malépart-Traversy, busca salir de los tabúes y sacar de la oscuridad a este órgano. “Mi objetivo es que a la gente le guste clítoris y que a partir de ahí se convierta en algo más vivo que una simple vulva, una cavidad o una vagina”, relata la directora al medio español La Vanguardia.

“Las mujeres son afortunadas. Tienen el único órgano del cuerpo humano dedicado exclusivamente al placer”. Así parte el cortometraje, para luego, con un tono divulgador y a través del sentido del humor, dar a conocer datos hasta ahora poco conocidos de esta parte del cuerpo de la mujer. “Como un iceberg, la mayor parte está escondida dentro del cuerpo. Dos raíces de 10 centímetros se extienden a cada lado. Se cree que esta parte interna es la que hace que algunas mujeres tengan orgasmos vaginales”, cuenta el vídeo.

El film, que comienza a ser reconocido y premiado, explica que “el clítoris es como un pequeño pene. Se llena de sangre y crece cuando se excita ¡Pero es mucho más cosquilloso que el pene! El clítoris ha sido descubierto y redescubierto repetidas veces por diferentes hombres (…) y ha sido olvidado o mal representado en la literatura”.

Ante la indiferencia que hasta hoy se le ha prestado a este órgano, el cortometraje concluye: “Hoy el clítoris sigue viviendo en la oscuridad. Las caricias suelen ser vistas como meros preliminares. Pero el clítoris solo quiere ser amado. Como existe solo y exclusivamente para tu placer, ¿por qué no usarlo?”.

Mira el cortometraje “Le Clitoris” acá: