Evacuaciones masivas que podrían provocar importantes cambios en la población es algo que puede volverse más común de lo que se piensa.

Esto pues son los países más pobres los que sufren de peor manera las inclemencias del clima, cada vez más comunes en el mundo. Para Kristalina Georgieva, directora general del Banco Mundial, hay 500 millones de personas en situación “frágil” en países como Haití, Irak, Siria o Libia.

La combinación de cambio climático y conflictos armados puede provocar efectos catastróficos en algunos países.

La directora de la institución financiera advirtió al diario francés Le Figaro que el cambio climático amenaza con generar 100 millones más de pobres para el año 2030. Por eso, hay que ayudar “inmediatamente” a algunos países a adaptar sus infraestructuras.

La institución asegura haber gastado 10.000 millones de dólares anuales en luchar contra el cambio climático y espera que para 2020 pueda dedicar el 28% de su financiamiento para eso.

Georgieva, además, advirtió que en los próximos años la cifra de personas desplazadas puede aumentar notoriamente de la ya cifra record de 65 millones.