Peter Hartmann, coordinador de la Coalición Ciudadana por Aysén: Reserva de vida, calificó como un “triunfo ciudadano y de la razón” la cancelación definitiva del proyecto Hidroaysén que fue oficializada por Colbún y Enel ayer viernes.

Las empresas argumentaron que el proyecto energético no era viable en términos políticos, económicos y ecológicos. De acuerdo a Colbún, la iniciativa “no es factible en términos económicos – en el contexto de la actual situación del mercado eléctrico y sus perspectivas futuras-, procediéndose a la disolución de la sociedad y la liquidación de bienes, el desistimiento de las acciones judiciales y la renuncia a los derechos de agua del proyecto”.

Según Hartmann esto es “un triunfo ciudadano, un triunfo de la razón y del cambio de la era energética prehistórica de las represas embalse hacia la energía renovable no convencional que está entrando muy fuerte” y agregó que cree que el fin del proyecto se debe a “la mayor campaña medioambiental que ha existido en Chile”, según consigna Cooperativa.

El ecologista destacó el poder de la organización ciudadana como medida para defender el país. “Cuando nos defendemos somos realmente poderosos. Esto marca que la ciudadanía demostró que incluso puede cambiar la política energética del país“, argumentó.