Con cuerpos pintados, vecinos protestarán este domingo desde las 15 hrs en la Caleta de Horcón, con el fin de oponerse al megaproyecto inmobiliario Maratué, el cual planea construir más de 14.000 viviendas en Quirilluca.

Según la organización Ni un Fierro Más, dicha zona contempla un desarrollo inmobiliario de 889 hectáreas y se equipara a grandes comunas como Independencia, San Ramón o Lo Prado, por lo que “quintuplicará la población ya existente en nuestra comuna y hará un grave daño la biodiversidad y riqueza de nuestra zona”.

La Consejera Regional electa del Frente Amplio por Puchuncaví, Tania Valenzuela, mencionó que como Core la defensa de distintas causas de preservación y mejoramiento medioambiental es un eje principal del Gobierno Regional. “Exigimos revisar el real impacto medioambiental que implica llevar a cabo su ejecución (proyecto Maratué) y resguardar así la flora y fauna privilegiada, y única, que poseen en la actualidad los acantilados de Quirilluca”, agregó.

Por su parte, el diputado del Movimiento Autonomista electo en el distrito 6, Diego Ibáñez , señaló que “desde nuestra diputación estamos a disposición de la comunidad de Quintero y Puchuncaví, puesto que el desarrollo no puede tener patios traseros”, refiriéndose a las llamadas “ciudades dormitorios”.

“Desde el Congreso y la calle vamos a impulsar un modelo de democracia donde el centro sea el bienestar de la comunidad y no el negocio de unos pocos”, puntualizó.

La Quirilluca es lugar privilegiado para la biodiversidad y hábitat de especies como el Piquero, el Chunchungo y el Belloto del Norte, consideradas, respectivamente, monumentos naturales, áreas de interés por la Birdlife international y en estado de conservación vulnerable según el Ministerio de Medioambiente.