El corazón es un músculo como todos los del cuerpo, por lo que debemos mantenerlo sano y operativo para que pueda hacer su funcionamiento correctamente, sin sobre exigirlo y evitar así su desgaste permanente que se transforma en una insuficiencia cardíaca (IC) irreversible; una de las enfermedades cardiovasculares que causan más invalidez, mortalidad y mayor gasto en los países occidentales.

“El corazón es una bomba y aumentarle la presión provoca una menor irrigación que en el largo plazo produce una insuficiencia cardíaca. Por lo general, los pacientes con hipertensión y diabetes muestran además obesidad que es una mala mezcla porque hacen que el corazón haga un trabajo forzado. Las personas con diabetes tienen 25% más de probabilidades de desarrollar IC”, explica el diabetólogo y nutriólogo de la Clínica Universidad de Los Andes, Aníbal Donoso.

Es por eso, que junto al doctor, te recomendamos hacer estas simples acciones para cuidar tu corazón:

1. Alimentación Saludable

Cocina sin sal y sin grasas. Disminuye tu consumo de azúcar y evita las comidas pesadas y muy tarde en la noche. Prefiere los alimentos con alto contenido de fibra dietética y ácidos grasos omega

2. Evita el alcohol

Ojo, dice evita, nadie dice que no tomes nada, pero toma lo mínimo, prefiere derivados de la uva como vino y champaña por sobre los destilados de la caña de azúcar como el ron y combínalos con bebidas sin azúcar.

3. Mantener un buen peso

Mantén tu Índice de Masa Corporal bajo 25 (IMC=peso*(altura/2)

4. Controlarse dos veces al año

Aunque seas sano, es recomendable visitar a tu médico dos veces al año para controlar tus niveles de glucosa, presión arterial y colesterol, entre otros niveles que son alerta de la IC y otras enfermedades que se pueden prevenir.

5. Realizar actividad física

Tres veces a la semana, lo que sea, donde sea, no necesitas matricularte al gimnasio, puedes usar los elementos de la plaza y seguir una rutina en YouTube. Media hora de ejercicio constante ya son de gran ayuda.

6. No fumar

El tabaco bloquea las arterias que hacen que tu corazón trabaje de más al mismo tiempo de disminuir tu capacidad de moverte.

7. Pon atención a los síntomas

El corazón es el que bombea continuamente oxígeno y sangre rica en nutrientes a través de todo tu cuerpo con una cierta fuerza y velocidad. Cualquier alteración en ese funcionamiento amerita una visita al médico.

***

“Es muy importante controlarse al menos, cada seis meses porque estas enfermedades no dan síntomas, la diabetes provoca mucha sed que no se calma con nada y orinar muchas veces al día cuando ya está avanzada. Lo mismo la hipertensión arterial que se manifiesta con dolores en toda la cabeza y visión de luces. En cambio, la IC puede ser detectada un poco antes, con falta de aire, no poder ponerse de costado en la cama y cansancio permanente (fatiga)”, explica Donoso.

Con estos simples consejos ayudarás a evitar que tu corazón se debilite y como consecuencia desarrolle una insuficiencia cardiaca.