En Chile, las estadísticas señalan que cada hora fallece una persona por Accidente Cerebrovascular (ACV), puesto que las 9.004 muertes registradas en el 2013 superan las 8.760 horas que hay en cada año (24 horas por 365 días).

Dado que es una de las principales causas de muertes en Chile, es muy importante que ante cualquier síntoma de ACV, aunque sea uno sólo, la persona sea trasladada a un servicio de urgencia ya que los médicos tienen un máximo de 6 horas para intervenirlo. Que en caso de las personas mayores de 80 años, se reducen a 3 horas.

“La mortalidad es tan alta porque la enfermedad es muy grave. Quienes sufren un ACV severo tendrán resultado fatal inmediato o dentro de la primera semana. Además es tan alta porque los pacientes tienen además otras enfermedades de base que también son mortales como cardiopatías, diabetes mellitus mal controlada e hipertensión arterial”, explica Dr. David Sáez, médico neurólogo del Hospital Barros Luco.

Es por eso que ves alguno de estos síntomas, reacciones de inmediato:

Cara: Rostro caído, boca torcida o parálisis facial. ¿Está un lado de la cara caído?, ¿No logra sonreír de manera simétrica?
Brazo: Dificultad para levantar los brazos o pérdida de fuerza en uno de ellos. ¿Nota un brazo más débil o entumecido?
Habla: Dificultad para hablar con claridad, balbuceo o incoherencia en el mensaje. ¿Está el lenguaje mal articulado o no se entiende bien?

Dado que el ACV está cubierto por Ley de Urgencia, no piense en dinero y acuda al servicio más cercano ya que todos tenemos garantizada la atención médica sin que ningún establecimiento puede negarse a darla ni pedir a cambio algún tipo de documento de respaldo económico como cheques o pagarés. Mientras el riesgo persista, será atendida en el servicio al que llega con cargo a Fonasa o la Isapre.

Mayores de 45 con mayor riesgo

Cualquier persona puede tener un Accidente Cerebrovascular (ACV) pero claramente hay comportamientos y factores de riesgo que lo propician, como hipertensión arterial, glicemia alta y colesterol alto. Por lo que es muy importante controlarse estos niveles al menos dos veces al año.

93% de los ACV que el Ministerio de Salud registra al año ocurren a personas mayores de 45 años.

“Los mayores de 45 son la población de más riesgo porque los fenómenos que causan los Accidentes Cerebrovasculares ocurren con el tiempo. Especialmente la ateroesclerosis, que es el endurecimiento de las arterias debido a la acumulación de grasa y colesterol durante años. El tabaquismo es otro factor que la propicia, por lo que es muy importante que los jóvenes no fumen nunca ya que el daño es acumulativo y no se elimina con sólo dejar de fumar. Por otro lado, el consumo de drogas para bajar de peso y drogas ilícitas –como cocaína- con los años incrementan aún más el riesgo de sufrir un ACV”, explica el Dr. David Sáez, médico neurólogo del Hospital Barros Luco.

Por esto, los médicos recomiendan que todas las personas se realicen chequeos de presión arterial, glicemia y colesterol cada seis meses además de mantener una alimentación saludable, no fumar y hacer ejercicio.