Un estudio realizado por BirdLife, una organización internacional dedicada a la protección de aves y sus hábitats, confirmó que el guacamayo de Spix –el mismo que inspiró la película “Rio”– se extinguió en su hábitat natural en Brasil.

La cinta de animación, que fue estrenada en 2011, muestra la vida de “Blu”, uno de sus ejemplares y quien se encuentra extremadamente domesticado, junto a su dueña Linda, en Minnesota, y quienes sortean una serie de aventuras para llegar hasta la ciudad carioca y para poder cruzarse con la única hembra de su especie que queda.

Sin embargo, en la vida real, ello no fue así y el último guacamayo de Spix no pudo encontrarse con otro ejemplar y repoblar su especie. De este modo, el ave perteneciente a la familiar de los loros,  fue calificada con una extinción “confirmada” o “altamente probable”, lo que habría ocurrido cerca del año 2000.

El estudio de BirdLife duró ocho años y explica que este tipo de guacamayo es una de las ocho especies afectadas. Cinco de ellas son  son originarias de Sudarmérica (cuatro de Brasil).

En la investigación se analizaron 51 especies y la principal causa de su extinción son los altos índices de deforestación que afecta a esta parte del mundo.