“Si no cambiamos la dirección de aquí a 2020, corremos el riesgo de cruzar el umbral en el que podemos evitar el cambio climático desbocado, con consecuencias desastrosas para los seres humanos y todos los sistemas naturales que nos sostienen”.

Ese es el diagnóstico que hace Antonio Guterres, secretario general de las Naciones Unidas,  para que la sociedad en su conjunto pida que autoridades rindan cuentas a los líderes de los países y las autoridades correspondientes.

“Es urgente que la sociedad civil, los jóvenes, los grupos de mujeres, el sector privado, las comunidades religiosas, los científicos y los movimientos medioambientales de todo el mundo pidan a los líderes que rindan cuentas“, apunta, a tres días de una cumbre mundial para la acción climática.

Pese a advertir que el cambio climático va más rápido de lo que los países y organizaciones pueden combatir, asegura que “tenemos las herramientas para hacer nuestras acciones eficaces, pero carecemos, incluso después del acuerdo de París, del liderazgo y la ambición para hacer lo que tenemos que hacer”.

¿Y cuáles son las recomendaciones de Guterres? “Debemos detener la deforestación, restaurar los bosques deteriorados y cambiar la forma en que cultivamos”, apunta.