Chile es uno de los países del mundo que tiene peor conservación de suelos, con un 75% de ellos degradado. Es por eso que en alianza con la Universidad de Chile y la International Erosion Control Association (IECA), la Unesco escogió nuestro país para realizar el IX Congreso Iberoamericano de Control de la Erosión y los Sedimentos (IX CICES).

La desertificación en Chile avanza a una preocupante tasa de 1 metro por día, abarcando hasta ahora más de 48 millones de hectáreas de tierras que, en su momento, eran productivas y que hoy son infértiles, lo cual afecta de un modo u otro a casi la mitad de la población nacional. Mientras que, en degradación, más del 75% del país tiene algún grado de riesgo, correspondiendo a casi 60 millones de hectáreas con una población afectada de más de 12 millones de habitantes, en casi 300 comunas.

“En este encuentro se mostrarán, por primera vez en Chile, las últimas tecnologías y prácticas para recuperar zonas degradadas bajo escenarios de escasez hídrica. Es lo que Chile necesita, pues la mayoría de las metodologías usadas en nuestro país para, por ejemplo, reforestar una ladera, son obsoletas, costosas e ineficientes, y altamente demandantes de agua” señala el profesor de la Facultad de Ciencias Forestales y Conservación de la Naturaleza Pablo García Chevesich.

Para el académico, que es presidente del Congreso Iberoamericano de Control de la Erosión y asesor Científico de la International Erosion Control Association y Director del Programa de Sedimentos de Unesco, nuestro país está entre los países que peor ha cuidado sus suelos en el mundo. “En Chile no existe una normativa eficiente que regule y minimice la erosión y la producción de sedimentos, tema que también se tratará en el evento”, señala.

El IX CICES se desarrollará el 26, 27 y 28 de septiembre de este año, en el Hotel Sheraton San Cristóbal, con representantes de treinta países del mundo. Entre ellos destaca Shubhendu Sharma, creador del método para establecer bosques en tiempos reducidos.