El derrame de 720 mil litros de petróleo desde una planta de YPF ubicada en Tierra del Fuego ha movilizado a las organizaciones medioambientalistas que buscan que este hecho no quede sin sanciones.

De hecho, Greenpeace fue hasta la Superintendencia de Medioambiente para denunciar infracciones ambientales de la petrolera argentina y Enap, y pidió que se inicie un procedimiento sancionatorio para los responsables del desastre ambiental que afectó a una superficie de 6 mil metros cuadrados.

De esto conversó en #AquíYAhora, la coordinadora de la ONG, Estefanía González, quien sostuvo que éste es “el derrame de petróleo más grande de la historia de Chile“.

Para la activista medioambiental es necesario aclarar las medidas que se están tomando para enfrentar esta situación.

“Nos llama la atención que se diga que se saco el 60% del petroleo. No tenemos claridad de que es lo que se le está exigiendo a la empresa”, sostuvo.

González afirma que si el petróleo llega al océano, las consecuencias podrían ser aún mayores para el medio ambiente. Es por esto que hizo un llamado al mundo político a mejorar la legislación debido a que “hay crisis todos los años con industrias que están operando en el sur de Chile de manera bastante cuestionable“.

“Nos llaman la atención ciertas cosas. Estuvimos viendo los permisos ambientales que tienen para operar en la zona y por ejemplo había un declaración de impacto ambiental en la que Enap desiste del proceso que era para tener un centro de bombeo justo en el punto donde fue el accidente ahora. También hay un informe de Contraloría que señalaba que Enap no tenía los planes para hacerse cargo de los pasillos ambientales en más de los 500 pozos en la Región de Magallanes y la respuesta de Enap fue ‘pero no vive gente, así que no va a haber gente afectada'”, agregó.

Desde Greenpeace esperan que los hechos al menos se investiguen y llamaron a la opinión pública a hacer presión para que este hecho no pase desapercibido.

No puede ser que un proyecto que tenga permisos ambientales aprobados tenga este tipo de accidentes. Los desastres ambientales requieren un repensar del mundo político urgente“, afirmó y añadió que ni siquiera “se ha hablado de una posible sanción”.

Mira el capítulo completo acá: