Este lunes se inicia el proceso de participación ciudadana del Plan de Prevención y Descontaminación Atmostérica en las comunas de Concón, Quintero y Puchuncaví, tras los graves episodios de contaminación vividos por los vecinos y vecinas de la zona.

El proceso se extenderá hasta el 14 de diciembre y contará con ocho actividades presenciales, que serán distribuidas en las tres comunas y abiertas a la comunidad. Se espera que la iniciativa contemple diálogos participativos y casas abiertas, en donde autoridades del Ministerio de Medio Ambiente se dedicarán a explicar el plan y a responder las dudas de los habitantes de la zona.

Tras el término de la consulta pública, se dará inicio a la sistematización y evaluación de lo aportes de la ciudadanía: se espera que el Plan sea ingresado a la Contraloría antes del 31 de diciembre de este año. 

Al respecto, el alcalde de Concón, Oscar Sumonte, llamó a la comunidad a sumarse al proceso, enfatizando que “estamos en un momento histórico y queremos ser parte de esto en forma decisiva”, aunque reconoció que no es vinculante.

elSin embargo, mientras se inicia el proceso, dirigentes sociales de Concón, Quintero y Puchuncaví enfatizaron que no han sido invitados a participar de la cita. Según informó Cooperativa, Priscila Pacheco, dirigenta del Cabildo de Quintero, relató que el plan “no es representativo de toda la ciudadanía ni tampoco se vincula a entregar información, a bajar a las bases y a la ciudadanía las actas”.

A la vez, añadió que “este canal de comunicaciones que tiene el Gobierno con el (Consejo para la Restauración Ambiental y Social) CRAS no es representativo para todos nosotros”.

El CRAS es un organismo integrado por el Estado, la sociedad civil y el sector empresarial de las denominadas “zonas de sacrificio”, cuyo objetivo es contribuir al proceso de elaboración del Programa para la Recuperación Ambiental y Social (PRAS).

En esta línea, Pacheco sentenció que “las empresas no van a querer verse desfavorecidas con el Plan de Descontaminación y es ahí donde tenemos que estar atentos a qué es lo que trae nuevamente (…), entenderlo, analizarlo, y bajo una mesa técnica estudiarlo, y desde ahí levantar las observaciones que se tengan que levantar”.