El estudio del IPCC respecto a los riesgos de un mundo con el calentamiento global en 2°C marcaron el debate, desde el primer día, en la COP 24 que se desarrolla en Katowice, Polonia.

El informe da cuenta de que las acciones comprometidas por los Estados del mundo no son suficiente y que, de continuar así, nos llevan a un mundo que incluso bordearía los 3°C. La meta, dice el reporte, son solo los 1,5°C.

Te puede interesar: Cambio climático: ¿Qué implica para Chile y América Latina que el calentamiento global no supere los 1,5°C?

Sin embargo, pese a lo contundente de la evidencia científica respecto a la necesidad de tomar urgentes para enfrentar el cambio climático, el reporte fue sacado del debate. Arabia Saudita, Estados Unidos, Rusia y Kuwait mantuvieron una férrea postura en contra del documento y rechazaron que la Conferencia Mundial del Cambio Climático adopte el documento. En cambio, solo se “tomará nota” al respecto.

La decisión causó total desconcierto en Polonia. Hace solo unos meses, tanto Estados Unidos como Arabia, aprobaron el documento del IPCC, organismo compuesto por científicos de los mismos países que fueron parte del acuerdo de París.

“Estamos muy enojados y es realmente atroz que algunos países ignoren los mensajes y las consecuencias de a lo que nos estamos enfrentando”, dijo a BBC Yamide Dagnet, del World Resources Institute.

Arabia Saudita, Rusia y Kuwait son dos países con economías altamente dependiente del petróleo y gas, energías que contribuyen de mayor manera a la emanación de gases de efecto invernadero. El llamado desde Naciones Unidas ha sido claro respecto a la necesidad de transitar a economías descarbonizadas, para comenzar a reducir de inmediato el aumento de temperatura del planeta.

Para este 2018 se estima un aumento de 2% de emisión de gases de CO2 a la atmósfera, revirtiendo la corta tendencia de emisiones en retroceso que se vivió entre 2014 y 2016.

Esta COP 24 deberá entregar una guía para la aplicación de los Acuerdos de París. Esta semana, será la “parte política”, con muchos ministros de Estado cerrando los detalles. La pasada, “la parte técnica”, cerró con el polémico bloqueo de los cuatro países. Arabia Saudita, incluso, amenazó con bloquear la cumbre completa si países pequeños -los que más sufren del cambio climático- insistían con la reposición del informe.