Nacional

José Miguel Bernucci, secretario nacional del Colegio Médico: «La segunda ola hace rato está en Chile»

Por: Carolina Ceballos | Publicado: 01.12.2020
José Miguel Bernucci, secretario nacional del Colegio Médico: «La segunda ola hace rato está en Chile» | Imágenes como estas podrían repetirse si en Chile no se frena el alza de contagios de COVID-19/Agencia Uno
«Para el gobierno, por todas las acciones que (encabeza), pareciera que esto fuera algo inevitable, y esto no es así. Si vemos a los países a los que les ha ido relativamente bien con la pandemia, cortando la cadena de transmisión, evitando que las personas se contagien, que fallezcan, parecen ser las medidas éticamente con mayor respaldo», plantea José Miguel Bernucci.

Este martes el secretario nacional del Colegio Médico, José Miguel Bernucci, reaccionó a las declaraciones de Enrique Paris emitidas en las últimas horas, en relación a una proyección de la cartera que lidera respecto de un rebrote de COVID-19 de proporciones catastróficas.

En este sentido, el representante de la entidad gremial, dijo que no han recibido informes del Minsal sobre los modelos matemáticos que llevan a predecir un escenario de esta envergadura para el mes próximo.

En diálogo con El Desconcierto, Bernucci retomó el tema y nos compartió sus apreciaciones como representante del Colmed.

«El colegio no tiene una postura fija sobre este rebrote de Covid en enero. Principalmente, porque el anuncio de Paris no es un anuncio de Paris, es una realidad. Principalmente porque lo que estamos haciendo para prevenir esa segunda ola que ya se está viviendo en países de Europa y se está viviendo en muchas de las regiones de Biobío al sur», dijo en el inicio de su diálogo con esta redacción.

«No conocemos los datos del gobierno»

Para José Miguel Bernucci, obviamente lo que sucede en regiones habla de un complejo panorama que debiera analogarse próximamente en la capital. «Es algo que se espera que pueda acontecer en Santiago y, por ende, elevar los promedios nacionales. Hay que entender que Santiago tiene el 45% de la población nacional, está encadenado a la suerte de los promedios nacionales», detalla.

Y agrega que «las regiones del sur, al tener muy poca población, a pesar de que están en una situación muy crítica no logran (impactar) a los números nacionales. Por lo tanto si el ministro Paris se refiere a 6.000, 8.000 y 9.000 casos nacionales está encadenando esa suerte a lo que pase en Santiago», detalla  relevando la envergadura del panorama sanitario que enfrenta el país.

De manera categórica, Bernucci insiste en que «la segunda ola hace rato está en Chile, del Biobío al sur, y en Santiago lo haya o no dicho Paris igual va a venir. El tema es que nosotros no conocemos los datos del gobierno, cuando afirma que esto podría ser en enero, nosotros en base a lo que sucedió en Europa esperábamos que esto sucediera en el primer cuatrimestre (de 2021), a fines del cuatrimestre, probablemente entre marzo o abril», asegura el dirigente.

[Te puede interesar] Desde 3.000 a 9.500 casos diarios: Minsal sincera complejo escenario y habla incluso de rebrote de COVID-19 de niveles catastróficos

Para el médico, lo observado en pleno desarrollo de la pandemia en nuestro país evidentemente no posibilita la proyección de un panorama particularmente auspicioso. «Por lo que hemos visto en la prensa, esto de los 10.000 casos es uno de los tres escenarios. Uno leve con casi 3.000 casos diarios, uno moderado con 7.000 casos diarios, que sería muy similar a lo que tuvimos a mediados de junio y julio, y un tercer escenario más catastrófico con 9.000 casos diarios. En ese sentido concordamos en que probablemente si hacemos un paralelo entre lo que ha sucedido en Europa y en el sur de Chile, efectivamente vamos a llegar a esa cantidad de casos», complementa.

Posteriormente, plantea sus diferencias con la postura del Ejecutivo. «Si uno lo analiza desde afuera, la verdad es que no se entiende demasiado, porque por primera vez el ministro Paris ha hablado de esta inevitabilidad de esta gran ola con los promedios nacionales, sin embargo, lo que uno esperaría que viniera detrás es cómo evitamos esta segunda ola», cuestiona.

Paralelamente, agrega que para «el gobierno, por todas las acciones que (encabeza), pareciera que esto fuera algo inevitable y esto no es así. Si vemos a los países a los que les ha ido relativamente bien con la pandemia, cortando la cadena de transmisión, evitando que las personas se contagien, que fallezcan, parece ser las medidas éticamente con mayor respaldo».

[Te puede interesar] Vacuna contra el COVID-19: Minsal tramita compra de 16 millones de dólares a laboratorio cuestionado por eficacia en sus pruebas

E insiste en que la estrategia debiera tener otro foco. «Cuando se habla de esta inevitabilidad de la ola, de estos 10.000 casos, uno esperaría acciones de prevención, en ese sentido son dos grandes pilares los que están totalmente debilitados. Uno es la comunicación de riesgo, esto es las señales que da la autoridad para poder transmitir el riesgo de contagiarse de Covid a las personas, no es solamente apuntarlas con el dedo porque no cumplen con las medidas, eso tiene que ir en la misma dirección que el resto de las políticas públicas», asegura Bernucci.

La ciudad bajo funcionamiento normal, como si no existiera pandemia

En este sentido, el secretario general del Colmed apunta al desarrollo normal de actividades bajo el que opera actualmente nuestro país. «La apertura del mall, el casino, levantar las prohibiciones de viajes, incluso los viajes de adultos mayores que se están retomando, son señales totalmente contradictorias y que van contra la comunicación de riesgo», critica.

Para Bernucci, otra de las debilidades del manejo de la pandemia por parte del Ejecutivo apunta al seguimiento de los casos contagiados. «Otro de los pilares que está absolutamente debilitado es la trazabilidad, que a pesar de todos los meses que llevamos, aún no logra despegar y, en ese sentido, es nuestro único cinturón de seguridad para evitar la cantidad de contagios que se señalan.

[Te puede interesar] La hora de la verdad de Paris: Minsal admite que hay 3,2 veces más enfermos de COVID-19 de lo que se ha detectado

Consultados por esta redacción, Bernucci asegura que «los confinamientos o cuarentenas no son la solución para el manejo de la pandemia, son solamente una medida de urgencia que permite cuando estamos en casos muy complicados, bajar la cantidad de casos activos de forma aguda para volver a hacer una trazabilidad adecuada. Es una herramienta más del manejo de la pandemia, pero muy lejos de ser la única y todavía más lejos de ser la solución de esta».

Por último, Bernucci plantea que, además de una comunicación de riesgo adecuada, se requiere de «campañas nacionales constantes donde nos recuerden la peligrosidad del virus y donde nos ayuden a mantener las medidas de seguridad andando. Lo segundo es que las políticas que está diseñando el gobierno vayan en línea con esa misma realidad de comunicación de riesgo y que no den señales contradictorias. Lo tercero es que aumentar la trazabilidad, estamos probablemente a 25% de lo que necesitamos. Y cuarto, hay que estar preparados, el año 2021 hay que planificarlo como si fuera el 2020. No podemos programar el 2021 con una eventual vacuna porque la verdad es que no se sabe si esta va a estar disponible o no. Por lo tanto, no tomar las medidas desde el punto de vista del Estado, de las empresas, desde los establecimientos educacionales y otros, es un tremendo error».

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.