fbpx
Política

Frente Amplio 2.0: Así se proyecta el rearme del conglomerado tras la crisis interna

Por: Meritxell Freixas y Christopher Jerez / Publicado: 14.12.2019
Frente Amplio / Foto: @fotografoencampana
La salida del Partido Humanista del bloque, este jueves, significó un duro golpe para la colectividad. Antes de esto, otros tres movimientos y liderazgos importantes -como el de Jorge Sharp- habían dejado el grupo. A las críticas por la firma del acuerdo constitucional, se sumaron los cuestionamientos por la votación a favor de la ley antisaqueos por parte de algunos partidos. El Desconcierto habló con representantes de todas las colectividades y en este artículo analizan el actual panorama y las proyecciones de esta alternativa política.

Cuatro diputados menos, divisiones internas con fugas de centenares de militantes, críticas de las bases y los movimientos sociales, y enfrentamientos públicos entre parlamentarios del mismo bloque. Es la factura que el estallido social está cobrando al Frente Amplio, cuando casi se cumplen dos meses de las primeras movilizaciones.

Las últimas semanas han sido especialmente complejas para el bloque, luego de que Revolución Democrática, Comunes y el diputado Gabriel Boric –a título personal– decidieran apoyar el acuerdo por una nueva Constitución y, quizás el punto más reprochado, que Revolución Democrática y Convergencia Social aprobaran la idea de legislar el proyecto de ley antisaqueo.

El primero en salir de la coalición fue el Partido Igualdad, sólo un día después de que parte del frenteamplismo suscribiera el “histórico” pacto. Luego el Partido Ecologista Verde (PEV), con un diputado, y el Movimiento Democrático Popular (MDP) se sumaron al abandono. Y, finalmente, este jueves, los humanistas remataron la crisis luego de una consulta a su militancia en la que un 73% de los votantes apoyó la decisión de irse del conglomerado. Pamela Jiles, Tomás Hirsch y Raúl Florcita Alarcón legislarán ahora por libre. En su comité parlamentario, del que también era parte Félix González (PEV), sólo Renato Garín (independiente después de abandonar RD en marzo) será parte del FA.

Revolución Democrática: Mayor conexión con la calle y el territorio

Uno de los más golpeados por la votación de la ley antisaqueos fue RD, luego de que toda su bancada de diputados respaldara dicho proyecto. Si bien varios de sus parlamentarios aclararon que habían rechazado los puntos de la iniciativa que criminalizan la protesta, esto no fue suficiente para sus bases. La misma noche, el frente estudiantil del partido emitió una declaración en la que rechazaron el actuar de los legisladores y los acusaron de estar desconectados de la calle. En este contexto fue que se fraguó la salida del jefe de la bancada de diputados, Pablo Vidal, como forma de depositar en él parte de la responsabilidad política. Hoy, esas funciones en la bancada las cumple la presidenta del partido, Catalina Pérez, quien se ha propuesto reordenar las filas en el Congreso.

Dentro de los próximos días, los parlamentarios pretenden llegar a un consenso respecto de qué legislador cumplirá este rol. Si se siguiera el orden de prelación, Jorge Brito sería quien asumiría esta misión. Sin embargo, ciertos sectores del partido acusan que la salida de Vidal atenta contra la visión de partido que el diputado representa y que parte de la militancia considera más conservadora.

El secretario general del partido, Leonardo Rissetti, señaló a El Desconcierto que la coordinación de la bancada debe recaer sobre alguien que genere “una mayor conexión con lo que está pasando en las regiones y con el trabajo que las bases están haciendo en terreno, palpando el sentir de la gente”. Según él, “la persona que vaya a liderar tiene que llegar con una disposición a generar cambios en la forma de funcionar y a escuchar”.

Otra apuesta del partido será la nueva “bancada social”, un espacio de liderazgos fuera del parlamento que contribuirá a desinstitucionalizarlo y a interpretar de mejor forma el sentir popular.

Este jueves, Catalina Pérez lamentó la salida del PH del conglomerado, pero explicitó que “las puertas permanecerán abiertas si en un futuro deciden que el FA vuelva a ser su domicilio político”. Pese a esto, otras visiones a la interna del partido consideran que la salida de los humanistas permite contar con un grupo más consolidado y más fácil de ordenar, aunque eso le reste amplitud al proyecto político de izquierda.

Partido Liberal: “No hay que dramatizar”

Desde el Partido Liberal reconocen la crisis a la interna del bloque, sin embargo, consideran que las salidas de estos partidos –ubicados más a su izquierda– darán paso a un “Frente Amplio 2.0”. El presidente del PL, Luis Felipe Ramos, comentó a este medio que “no hay que dramatizar” el momento que está sorteando el bloque. “El FA seguirá siendo la coalición más transformadora de Chile” y destacó como “novedoso” que, desde ahora, también será la “coalición más ordenada y viable”.

Una declaración que va en la misma línea que la que planteó el diputado Vlado Mirosevic este jueves a La Tercera, donde reconoció que con el PH y el PEV “había un problema de convivencia”. Según su parecer, “ahora nos podremos poner de acuerdo”.

Es de público conocimiento que Mirosevic no tiene una buena relación con la diputada humanista Pamela Jiles, a quien incluso puso al mismo nivel que el ultraderechista José Antonio Kast. “Si Jiles y JAK están en contra del proceso constituyente, quiere decir que vamos por un buen camino”, escribió en su Twitter el pasado 17 de noviembre, tras la firma del acuerdo por una nueva Constitución. Ahora Ramos cree que la nueva versión del FA será “más madura” y que “las diferencias en redes sociales quedarán en el pasado”.

Partido Humanista: Sin prisa para entrar en nueva coalición

Más allá de las evidentes diferencias entre las dos corrientes que conviven al interior del PH –la encabezada por Pamela Jiles y el ex presidente Octavio González versus la liderada por fundadores del partido, como el diputado Tomás Hirsch y su jefe de gabinete, Efren Osorio–, la decisión de abandonar el FA es de ambos lotes. Aunque si no fuera así, la mayoría aplastante que votó a favor de eso, no deja margen para otra alternativa. En una entrevista a El Desconcierto, Hirsch explicó que “con el pasar del tiempo” el objetivo de construir una coalición por un cambio profundo y estructural de la mano de los movimientos sociales “se fue diluyendo y olvidando” y que “el trabajo en los territorios en muchos casos se fue dejando de lado”. En el partido consideran que el frenteamplismo está “agotado” y que se ha quedado atrás respecto al “aceleramiento social” que se produjo.

El nuevo rumbo del PH aún está por verse. Hirsch adelantó que “va a primar la idea de trabajo muy vinculado con el movimiento social, con Unidad Social particularmente, con Jorge Sharp y todo el movimiento que él representa”, pero aseguró que no piensan “en ninguna alianza electoral de otro tipo por ahora”. El partido está a la expectativa de cómo se mueve el mapa político y los “nuevos fenómenos” que puedan surgir a partir de ahora, sin prisa para entrar en ninguna otra coalición, por ahora.

Desde ahora, los polémicos enfrentamientos públicos que ha buscado la diputada Pamela Jiles quedarán como disputas entre fuerzas políticas de oposición, pero al margen de la interna frenteamplista.

Convergencia Social: “Se requiere la incomodidad de la unidad”

Ni uno de los cuatro movimientos que formaban Convergencia Social (Movimiento Autonomista, Nueva Democracia, Izquierda Libertaria y Movimiento SOL) se ha salvado de la sacudida interna que ha sufrido el grupo en este nuevo escenario social y político. Primero fue el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, junto con 72 otros militantes del colectivo, quien se restó del grupo. Luego se sumó el vicepresidente de CS, Cristián Cuevas, junto a otros 112 militantes. Sin embargo, fue Izquierda Libertaria quien tomó la decisión más radical de irse prácticamente en su totalidad, aunque la presidenta y diputada Gael Yeomans y sus cercanos decidieron mantenerse en la formación, que preserva, así, sus cuatro parlamentarios.

“No supimos canalizar la construcción de una fuerza de izquierda con perspectiva transformadora que haga frente a los sectores liberales del partido y del Frente Amplio”, esgrimieron los militantes libertarios en su comunicado. IL, que desde el inicio planteó sus dudas sobre si entrar o no a ser parte de la Convergencia, evalúa ahora su continuidad también al interior del FA, en medio de un proceso de discusión que desembocará en un congreso para repensarse. Aunque no hay ningún acuerdo sobre su devenir, la opción de convertirse en partido político es una de las que más fuerza toma. Pero sea cuál sea la fórmula que elijan, calculan poder presentarla en abril de 2020 y disponer de su nueva marca para el plebiscito.

Los que se mantuvieron en CS, en cambio, ponen en relieve la necesidad de unidad. “En este período todos entramos en tensión, pero las identidades de RD, PL, Comunes, PH, CS pasan a ser intrascendentes frente a la potencialidad del proceso político que enfrentamos y de la posibilidad histórica que tenemos de articularnos en torno a un programa radical de transformaciones”, sostiene el diputado Gonzalo Winter. A diferencia de otros líderes del bloque, para el autonomista la salida del PH es una mala noticia y enfatiza que el conglomerado “es la forma más eficiente que hoy hay para llevar a cabo un programa de transformación radical y anticapistalista”.

Winter considera que las contradicciones que ha tenido que enfrentar la colectividad son necesarias para “llevar las consignas [del movimiento social] a la realidad”. Para eso, dice, “se requiere la incomodidad de la unidad, de hacer política, de enfrentarse al proceso de institucionalidad, no negar que existe un adversario y que se requiere una táctica para enfrentarlo”. Y añade: “Eso requiere juntar fuerzas. No puede ser que cuando a alguien no le gusta algo, salga de ahí”.

El escenario de CS es, por ahora, incierto en medio de un proceso de legalización que, según Winter, avanzaba “bastante bien” hasta antes del estallido. Los convergentes esperan inscribirse al menos en tres regiones y asegura que, por ahora, no evalúan fusionarse con otros partidos.

Partido Comunes: “Que el proceso constituyente avance”

Las diferencias ideológicas entre los militantes de Comunes han sido mucho menos publicitadas que las tensiones en otros partidos. Sin embargo, esto no quita que también hayan experimentado fugas de militantes y disputas internas. Desde el partido cifran en cerca de 120 las personas que han salido de la tienda por diferencias políticas.

Pese a estos conflictos, la presidenta del partido, Javiera Toro, señala que “nos une el compromiso con que el proceso constituyente avance y que podamos lograr triunfos en los temas que harán el proceso más representativo”. Un compromiso cuya continuidad fue puesta en duda por el secretario general del partido, Jorge Ramírez, en una declaración pública difundida durante la semana. Toro pone paños fríos a esta postura y asegura que “lo significativo no es que digamos que nos bajamos del acuerdo, lo importante es que si estas condiciones no se cumplen, creemos que va a ser muy difícil que toda la ciudadanía se sienta parte de este proceso”. Y marca el contrapunto: “No somos nosotros los que ponen en duda el acuerdo, sino que es la derecha, la UDI, los que han puesto en riesgo este compromiso”.

A diferencia de RD, Comunes ha puesto a trabajar en los temas referentes al pacto por una nueva Constitución a liderazgos ajenos al parlamento, como son Sebastián Aylwin, Karina Oliva y su propia presidenta.

Ad portas de un año políticamente cargado –con plebiscito, elección de constituyentes, elecciones municipales y precampaña presidencial– el Frente Amplio busca reconfigurarse y limar las asperezas de esta primera mitad de legislatura. Para este fin de semana está previsto un encuentro entre la ex candidata presidencial de la coalición, Beatriz Sánchez, los parlamentarios y los líderes de los partidos para reenfocar su estrategia como colectivo. El bloque se rearma, pero para consolidarse en su conjunto, antes cada uno va a tener que ordenar su propia casa.

 

Contenido relacionado

Desbordes tras declaraciones de Mañalich: “El ministro de Salud debería saber los niveles de hacinamiento”

Maite Orsini acusa al ministro Felipe Ward de censurarla y apropiarse de un proyecto que ya estaba en trámite

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.
Te puede interesar

ForaBolsonaro: Representantes del FA suscriben carta internacional que solicita la salida del presidente de Brasil

Comunes por posible “Acuerdo Nacional”: “No existen condiciones mínimas que garanticen soluciones a las familias chilenas”

REDES| “En Chile, George Floyd se llama Gustavo Gatica o Fabiola Campillai”