¿Por qué dignidad y no desigualdad? Breve reflexión sobre la semiótica del “estallido”