Reportajes

Gabriel Boric y acusación constitucional contra Piñera: “No nos podemos quedar de brazos cruzados solo porque existe el miedo de que no va a funcionar”

Por: Meritxell Freixas @MeritxellFr | Publicado: 22.04.2021
Gabriel Boric y acusación constitucional contra Piñera: “No nos podemos quedar de brazos cruzados solo porque existe el miedo de que no va a funcionar” Gabriel Boric | Foto: Agencia Uno
El precandidato presidencial habla con El Desconcierto de su candidatura y sobre los temas que marcan la agenda social y política de una de las semanas políticas más intensas de la cuarentena.

La batalla por el tercer retiro está librada y avanza a ritmo vertiginoso. La semana acaba con el proyecto aprobado en el Senado, gracias a los siete votos a favor del oficialismo, por un lado; el recurso ante el Tribunal Constitucinal (TC) presentado por el Gobierno, por el otro; y un grupo de trabajo en marcha para presentar una acusación constitucional contra el Presidente Sebastián Piñera.

La respuesta del tribunal se espera para pocos días antes de las elecciones del 15 y 16 de mayo, pero lo que ocurra hasta esta fecha puede condicionar la campaña electoral para constituyentes, alcaldes, concejales y gobernadores, y también las negociaciones para las primarias de la oposición. El Frente Amplio aún no ha definido su candidato presidencial, pero Gabriel Boric (Convergencia Social), por ahora, lo es de RD y Fuerza Común. En una conversación telefónica, responde a El Desconcierto sobre los escenarios que abre la acusación constitucional contra Piñera, el diseño de las primarias de la oposición y otros embrollos que tiene por delante hasta llegar a la carrera presidencial.

-¿Qué probabilidades de avanzar tiene la acusación constitucional, dado el cambio de posición de la DC?

-Cuando el Presidente anunció que concurriría al –desde nuestra perspectiva– antidemocrático Tribunal Constitucional para frenar el tercer retiro, desde el Frente Amplio planteamos [la AC] porque la cantidad de veces que el Presidente se pone en contra del pueblo son demasiadas y entraña un problema de poner en riesgo las instituciones. Al principio hubo más bien escepticismo, pero tanto el PS como la DC han revisado su primera opinión y han mostrado disposición a estudiarla. Por lo menos, en la Cámara de Diputados, hemos avanzado terreno.

-¿Cree que puede avanzar?

-Es incierto. Pero aunque esto es importante, la pregunta también es cuál es nuestra posición moral como oposición ante un Presidente que se posiciona permanentemente en contra del pueblo que se supone que debe defender. No nos podemos quedar de brazos cruzados y limitar nuestro actuar solo porque existe el miedo de que no va a funcionar. Hay que correr las barreras de lo posible.

-En esta acusación contra el Presidente, como FA, han actuado con mayor rapidez que en la que intentaron levantar en 2019. ¿Han sabido interpretar mejor a la ciudadanía ahora?

-Lo que ha pasado, desde el estallido y con esta pandemia, nos pone en una dicotomía importante como FA: ¿se está con el pueblo o contra el pueblo? Nuestro deber –por nuestros ideales y de dónde provenimos– es estar del lado del pueblo que está sufriendo. Cuando el Presidente Piñera se posiciona contrario a los intereses del pueblo, tenemos que estar con el pueblo que se moviliza y exige cambios. Espero que el Presidente desista de recurrir al TC y que la presión que estamos generando rinda efecto. Esto no puede ser un debate atrapado en la institucionalidad. Además de generar la AC, queremos mejorar la situación del pueblo que lo pasa mal por la crisis sanitaria y económica.

-¿Cuál tiene que ser el rol del FA en este proceso, tanto de encarrilar la AC como para lograr esa mejora para la gente?

-Proponer salidas viables pero, a la vez, ir corriendo los límites de lo que se considera viable. Chile tiene una experiencia que es importante revisar de lo que pasó con la Concertación: muchas veces dejaron de presentar iniciativas porque no tenían los votos en el Congreso. Eso fue moldeando el carácter y las convicciones de quienes eran parte de la coalición en ese momento. No podemos caer en esa limitación. Mientras hacemos propuestas alternativas a las del Gobierno para mejorar la vida de las personas, tenemos que empujar en la institucionalidad y ser parte de las organizaciones sociales que se están movilizando.

-El diputado Durán (RN) dijo que si el gobierno fracasa en el TC ya tiene preparado un proyecto de cuarto retiro del 10%. La presidenta del Senado, Yasna Provoste, en cambio, habló de no seguir por este camino de recurrir a los ahorros de las personas para la emergencia. ¿Sería partidario de un cuarto retiro?

-Este es un camino que se va estrechando cada vez más. Si se aprueba este tercer retiro, va a haber cerca de un 40% de chilenos que no van a tener un peso en sus cuentas individuales de pensiones. Hay que pensar en mecanismos más redistributivos como los que hemos planteado del impuesto a los súper ricos, el nuevo royalty a la minería, la renta básica universal de emergencia o una reforma tributaria más consistente. Los retiros han sido la única política universal que ha funcionado hasta el momento, pero no pueden volverse una suerte de bandera de lucha en sí misma. Nuestro rol es presentar alternativas que no perjudiquen a los chilenos.

-El senador Guillier este miércoles puso sobre la mesa, de nuevo, la opción de estudiar la destitución del Presidente por inhabilidad física o mental. ¿La apoyaría?

-He trabajado harto en salud mental y creo que tiene que tomarse muy en serio. El problema principal que enfrentamos son las políticas neoliberales y la falta de comprensión de la gravedad y profundidad de la crisis, más que si hay una enfermedad o no. Eso lo tienen que determinar los especialistas. Como oposición, tenemos que ser responsables en plantear políticas alternativas a la lógica neoliberal que impera en este Gobierno más que pronunciarnos respecto a si una persona en específico padece una enfermedad o no.

-Si avanzara la acusación y llegase una destitución, cuando falta menos de un año para el fin de mandato, ¿asume la presidencia el ministro del Interior?

-El ministro del Interior asume temporalmente hasta que el Congreso pleno designe, seguramente, entre uno de sus miembros a una persona que asuma el cargo por lo que resta de mandato.

-¿El designado tiene que ser un miembro del propio Congreso?

-Hay interpretaciones en eso. Eso se discutirá en la medida que avance la acusación constitucional, pero es el Congreso pleno, diputados y senadores, quienes tienen que designar.

«Tanto Daniel Jadue como yo tenemos que unir fuerzas»

-¿Cómo puede afectar en lo electoral el cambio de postura de la DC en la AC, considerando que el TC resolvería el recurso antes de la elección del 15 y 16 de mayo.

-Probablemente, tenga un efecto electoral, pero no es el efecto electoral lo que nos motiva a presentar la AC, sino lo mal que lo ha hecho el Presidente y la angustia de un pueblo que no ve soluciones porque bajo esta lógica de la ultrafocalización no le llegan recursos cuando los necesita. La derecha está dinamitando su base de apoyo electoral y con ello las instituciones. Nuestro deber es hacerlas respetar y si hay un Presidente que está boicoteándolas o haciéndoles daño, es importante que sepamos reaccionar.

-¿Pero un rechazo a la acusación podría acarrear costos inmediatos a la DC en las próximas elecciones o incluso para la negociación de las primarias?

-Habría que preguntárselo a ellos, pero nosotros lo hacemos desde un punto de vista de convicciones y no de cálculos electorales.

-¿Es partidario de unas primarias que incluyan a la DC?

-Soy partidario de que a la hora de hablar de primarias hablemos de contenido y, en el contenido, hemos tenido diferencias sustantivas con ciertos sectores de la DC de forma permanente los últimos años. En la medida en que hablemos de desmilitarización de La Araucanía, recuperación de los recursos naturales, fin a las AFP, vamos a poder ver con quién hacemos una primaria. No lo quiero descartar de plano, pero me parece que hay que buscar la convergencia por unas primarias en torno a las ideas y no a las siglas. Lo mínimo es que la izquierda que quiera hacer cambios estructurales y no gatopardistas esté en una primaria, y ojalá ampliarla más allá. La elección del 15 y 16 de mayo va a ser bien significativa para tomar una decisión final.

-¿En qué sentido?

-Va a ser un rebaraje de la correlación de fuerzas en Chile. El FA, para la última elección municipal, no estaba plenamente constituido, hoy tenemos diferentes listas, ha habido un estallido social de por medio, etc. Para ver cuál es la correlación de fuerzas es importante esta elección.

-¿Qué quedó del encuentro organizado por el diputado Maldonado con todas las fuerzas de oposición?

-Se está trabajando cuáles son los acuerdos programáticos a los que se puedan llegar. Un acuerdo inicial es que haya un apoyo recíproco en el caso de una segunda vuelta, más allá de la situación de las primarias.

-¿Se ve ganando a Daniel Jaude en unas primarias? Ante las declaraciones que lanzó hace unos días, él se preguntaba el motivo de sus dichos viendo los resultados de ambos en las encuestas y si hay que leerlos como una falta de apoyo para una eventual segunda vuelta. 

-Daniel Jadue lleva en campaña hace mucho tiempo, nosotros empezamos recién hace un mes. Tanto él como yo tenemos que unir fuerzas en algún momento y, por lo tanto, no quiero entrar en polémicas con Daniel Jadue. Programáticamente, estamos muy cerca y lo importante es ver quién pueda convocar una mayoría del pueblo para ganarle a la derecha. Eso lo va a definir la gente en una primaria, no yo ni él a través de declaraciones. Prefiero apuntar hacia la colaboración con él que a una confrontación artificial que termine perjudicando las posibilidades de una izquierda transformadora. Que no tenga ninguna duda de que, en el caso de que Daniel Jadue gane unas primarias en las que participemos nosotros, vamos a apoyar a la candidatura ganadora y espero recíprocamente lo mismo.

-¿Podríamos llegar a ver cuatro candidatos entre la izquierda y centro-izquierda?

-Espero que no. Nadie puede pretender ser protagonista a costa de esto. Todos tenemos que tener la generosidad de hacer el esfuerzo de llegar a la máxima unidad posible en torno a contenidos y hacernos cargo de lo que se ha demandado desde el estallido. Si no es así, vamos a terminar favoreciendo la continuidad de la derecha y su mal gobierno. Las discusiones son difíciles, pero no me cabe ninguna duda de que vamos a poder resolverlas.

«Vamos a apoyar 100% a quien gane la primaria»

-Sobre la interpelación al ministro de Defensa, Baldo Prokurica, que anunció el fin de semana tras el apoyo a la respuesta del Ejército ante las parodia de La Red, ¿tiene las firmas? ¿De quién?

-Sí, tenemos las 51 firmas de toda la oposición, de manera transversal. La presentamos como Frente Amplio porque se ha naturalizado cruzar ciertos límites que definen a un estado de derecho y una democracia, como la libertad de prensa y de expresión. La no deliberación de las Fuerzas Armadas respecto a materias que no son de su competencia es tremendamente importante porque tienen el uso exclusivo y excluyente de la fuerza. Hay que detener que estén opinando respecto lo que pueden decir o no ciertos programas, o si hay chilenos que merecen la nacionalidad o no, como cuando dijeron que un grupo de gente eran ‘antichilenos’. Hay una responsabilidad por parte del Gobierno en eso al respaldar permanentemente estas manifestaciones. Lo hizo el ministro Prokurica respaldando las tres ramas de las FF.AA. cuando criticaron el programa de La Red, y validando una manifestación de ex miembros de las FF.AA. en el monumento del general Baquedano.

-El Servel exige 34.000 firmas a Convergencia Social para su candidatura presencial. ¿Cómo va la recogida?

-Hemos estado haciéndolo de forma presencial en la región de Magallanes, que no está en cuarentena, y en el resto de las regiones nos han habilitado a hacerlo vía clave única. Hemos avanzado harto, pero el desafío es titánico. Espero que lo logremos. Por eso invito a toda la gente que confía en nosotros o que cree que tenemos algo que aportar a meterse en la página boricpresidente.cl para poder acompañarnos y permitirnos ser parte de la próxima primaria y ser parte de las fuerzas de cambio.

-¿Qué alternativas tendrían de participar si no logran las firmas?

-Espero lograrlo, no me quiero poner en este escenario. Si días antes vemos que la situación está muy cuesta arriba producto de la pandemia, habrá que valorar otras alternativas, pero espero que lleguemos a puerto.

-De momento es candidato por RD y por Fuerza Común. ¿Cómo interpreta el silencio de Comunes?

-Nos manifestaron que iban a tomar una decisión en las próximas semanas. La semana pasada sacaron dos votos políticos ratificando que su espacio de militancia es el FA y que no iban a levantar candidatura presidencial propia. Por lo tanto, está por definirse a qué candidatura del FA apoyan, pero no le doy gravedad. Me parece importante respetar los procesos de cada partido y espero que Comunes se pueda sumar a la campaña en las próximas semanas.

-Hace unos días publicamos una entrevista al alcalde Jorge Sharp en la que mencionaba que los presidenciables “hablan de un programa de futuro, cuando el problema es ahora”. ¿Se siente interpelado por eso?

-No, actualmente soy diputado y hemos presentado una serie de proyectos para hacernos cargo del presente: renta básica universal, impuesto a súper ricos, royalty a la minería, proyecto de acceso a la salud mental. Estamos permanentemente preocupados del presente, de la crisis que angustia a la mayoría de chilenos y chilenas ahora.

-¿Es viable un nuevo aplazamiento de las elecciones, aunque las cifras de contagios y muertes provocados por la pandemia no se hayan reducido como se espera?

-Tenemos que buscar un equilibrio entre la salud y no suspender indefinidamente la democracia. Es importante que se realicen en la fecha que están, bajo los mayores estándares de seguridad posibles. Ya se postergó una vez y por eso le hemos exigido al gobierno que haya un cambio en la gobernanza de la pandemia. Afortunadamente, hemos visto un nivel de variación hacia la baja. Espero que esto se mantenga y que la ocupación de camas críticas nos permita tener la elección en los días que está planificado.

-Hay un porcentaje de voto indeciso muy alto y otro grupo de personas que no tienen una línea ideológica definida, que en primera opción votarían por Pamela Jiles y en segunda por Joaquín Lavín. ¿Cómo piensa llegar a ellos?

-Ofreciendo soluciones concretas a los problemas de hoy: hambre, salud mental, falta de empleo. Más allá de la discusión ideológica, tenemos que tener propuestas específicas para estos casos y, además, un horizonte de construcción. En esa combinación nos vamos a jugar los votantes indecisos que puedan estar dispuestos a votar por un candidato que esté hablando de medidas efectistas, pero no de un horizonte. Si la gente entiende que nuestro futuro gobierno ofrecerá una mejora concreta e inmediata en la calidad de vida de la gente, además de un proyecto de un país más igualitario, que cuide el medio ambiente, que sea feminista y descentralice el poder y la riqueza, podremos llegar a estos votantes indecisos.

-Si no pasa la primaria, ¿tiene pensado hacer carrera para llegar al Senado?

-No, no lo tengo pensado. No estoy haciendo esta candidatura pensando qué hacer en subsidio. Nos la vamos a jugar 100% para ganar la primaria. Puedo asegurar también que tras la primaria, vamos a apoyar a quien gane. Es un mínimo de responsabilidad democrática.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.